Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Cirugía de implantación de prótesis de tobillo

¿Qué es una cirugía de implantación de prótesis de tobillo?

La cirugía de implantación de prótesis de tobillo, también conocida como artroscopia de tobillo, es el reemplazo del cartílago y del hueso dañados de la articulación del tobillo por un implante artificial.

La articulación del tobillo (articulación tibioastragalina) es donde la espinilla (la tibia) se articula con la parte superior de un hueso del pie (el astrágalo).

La artritis puede afectar esta y otras articulaciones del pie. Con el tiempo, el cartílago liso que se encuentra en la superficie de los huesos se desgasta, y esto puede causar dolor, inflamación e hinchazón de la articulación.

La cirugía de implantación de prótesis de tobillo es un procedimiento que se hace para sustituir esta articulación dañada con el fin de eliminar este dolor y esta hinchazón, y para restablecer su capacidad funcional.

¿Por qué podría necesitar una cirugía de implantación de prótesis de tobillo?

La cirugía de implantación de prótesis de tobillo puede ser adecuada en su caso si tiene artritis grave en el tobillo, lo que puede provocar síntomas, como dolor intenso, inflamación y rigidez, y esto derivar en dificultad para caminar. Los tipos principales de artritis del tobillo son los siguientes:

  • Artrosis. Es la artritis por el uso o desgaste normal que se manifiesta en los adultos mayores.

  • Artritis reumatoide. Es una enfermedad autoinmunitaria generalizada que afecta las articulaciones.

  • Artritis postraumática. Esta puede ocurrir por una lesión anterior de la articulación.

Si tiene artritis leve o moderada, su proveedor de atención médica probablemente le recomendará otros tratamientos, como analgésicos, plantillas especiales para el calzado y los pies, fisioterapia o inyecciones de corticoesteroides. Si sigue teniendo síntomas intensos que le impiden realizar sus actividades cotidianas, su proveedor puede sugerirle que se someta a una cirugía de implantación de prótesis de tobillo o a otro procedimiento quirúrgico.

Si la artritis que padece aún no reviste gravedad, el desbridamiento artroscópico puede ser una mejor opción. Otra alternativa para las personas con artritis grave del tobillo es la fusión del tobillo. Cada una de estas opciones tiene sus propios riesgos y beneficios. Hable con su proveedor acerca de todas las alternativas quirúrgicas y de tratamiento para su caso.

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía de implantación de prótesis de tobillo?

La cirugía de implantación de prótesis de tobillo es muy exitosa en la mayoría de los casos, pero conlleva algunos riesgos, por ejemplo:

  • Infección

  • Daño a los nervios cercanos

  • Sangrado

  • Coágulo de sangre

  • Huesos que no se unen correctamente

  • Falta de alineación de los huesos

  • Artritis nueva en las articulaciones cercanas

  • Que se aflojen los componentes artificiales, lo que en última instancia puede requerir una cirugía posterior

  • Desgaste de los componentes

Su riesgo de tener complicaciones puede variar en función de la edad y de otras afecciones que padezca. Por ejemplo, si fuma o si tiene densidad ósea baja, tal vez corra más riesgo de sufrir ciertas complicaciones. Las personas diabéticas también pueden enfrentar un riesgo mayor. Hable con su proveedor de atención médica sobre todas sus preocupaciones y sobre los riesgos más relevantes para usted.

¿Cómo me preparo para una cirugía de implantación de prótesis de tobillo?

Hable con su proveedor de atención médica sobre lo que tiene que hacer para prepararse para la cirugía de implantación de prótesis de tobillo. Pregunte si, antes de la cirugía, debe dejar de tomar algún medicamento, como anticoagulantes. Si fuma, intente dejar de hacerlo antes del procedimiento. Infórmele a su proveedor sobre todos los medicamentos que se administra, incluidos los de venta libre, como la aspirina. Además, avísele sobre cualquier cambio en su estado de salud general, por ejemplo, si tuvo fiebre recientemente.

Antes del procedimiento, es posible que sea necesario hacerle más pruebas de diagnóstico por imágenes, como radiografías, una tomografía computarizada o una resonancia magnética.

También es posible que tenga que hacer cambios en su vivienda mientras se recupera, porque tendrá que usar muletas durante varias semanas. Coordine con alguna persona para que lo lleve a su casa desde el hospital.

No coma ni beba nada a partir de la medianoche anterior a su procedimiento.

¿Qué ocurre durante una cirugía de implantación de prótesis de tobillo?

Su proveedor de atención médica podrá explicarle los detalles específicos de su cirugía. Un traumatólogo, con la ayuda de un equipo de proveedores de atención médica especializada, llevará a cabo la cirugía de implantación de prótesis de tobillo. Toda la cirugía puede tomar algunas horas. En líneas generales, sucederá lo siguiente:

  • Probablemente recibirá anestesia general para que se quede dormido y, de ese modo, no sienta dolor ni molestias durante el procedimiento.

  • Un profesional de la salud vigilará atentamente sus signos vitales, como su frecuencia cardíaca y su presión arterial, durante la cirugía.

  • Después de limpiar el área afectada, el cirujano le hará una incisión en la piel y el músculo del tobillo, y posiblemente otra en el pie.

  • Extirpará las secciones dañadas de la tibia y del astrágalo.

  • Luego, este profesional unirá las superficies de la nueva articulación de metal a las partes que quedan de los huesos. Es posible que use un cemento especial para fijarlas en su posición.

  • Puede que el cirujano le coloque un trozo de plástico entre los espacios de la nueva articulación de metal, de modo que puedan deslizarse fácilmente entre sí.

  • El cirujano puede llevar a cabo otras reparaciones necesarias.

  • El cirujano cerrará las capas de piel y músculo alrededor del tobillo y del pie.

¿Qué ocurre después de una cirugía de implantación de prótesis de tobillo?

Hable con su proveedor de atención médica sobre lo que sucederá después de la cirugía. Su equipo médico seguirá controlándolo de cerca mientras se recupera. Cuando se despierte, es probable que tenga la pierna inmovilizada y elevada. Puede volver a comer normalmente tan pronto como sea capaz de hacerlo. Es posible que necesite realizarse radiografías de control para saber cómo resultó la cirugía. Tal vez tenga que quedarse en el hospital por algunos días.

Quizás tenga un dolor considerable inmediatamente después de la cirugía, pero los analgésicos pueden ayudar a aliviarlo. El dolor debe empezar a disminuir al cabo de algunos días, y debe sentir menos dolor que antes de la cirugía.

Después de la cirugía, probablemente necesitará usar una férula por un par de semanas. También es posible que necesite usar muletas durante varias semanas. Su proveedor le dará instrucciones sobre cómo mover el pie mientras se recupera. Después de la cirugía, tal vez lo beneficie hacer reposo y mantener la pierna elevada durante la primera semana. No podrá apoyar todo su peso sobre el pie por varios meses.

Al principio no podrá ver la incisión, pero informe de inmediato a su proveedor si el dolor aumenta o si tiene fiebre alta o escalofríos.

Asegúrese de asistir a todas las visitas de control, de modo que su proveedor pueda controlar su progreso. Quizás le quiten la férula y se la cambien por un yeso o una bota un par de semanas después de la cirugía. Esta bota o el yeso pueden sacarse varias semanas más tarde. Quizás necesite fisioterapia durante algunos meses para mantener la fuerza y la flexibilidad articular. Es posible que pasen varios meses antes de que pueda retomar todas las actividades que hacía anteriormente.

Seguir al pie de la letra las instrucciones de su proveedor respecto de la rehabilitación, los medicamentos y el cuidado de las heridas debe aumentar sus probabilidades de lograr un buen resultado.

Próximos pasos

Asegúrese de saber lo siguiente antes de aceptar someterse a la prueba o al procedimiento:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento

  • Los motivos por los que se realiza la prueba o el procedimiento

  • Los resultados que puede esperar y qué significan

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o del procedimiento

  • Los efectos secundarios y las complicaciones posibles

  • Cuándo y dónde le realizarán la prueba o el procedimiento

  • Quién es la persona que realizará la prueba o el procedimiento y sus conocimientos o experiencia

  • Qué sucedería si no se realizara la prueba o el procedimiento

  • Las pruebas o los procedimientos alternativos disponibles

  • Cuándo y cómo obtendrá los resultados

  • A quién llamar luego de la prueba o del procedimiento en caso de tener preguntas o problemas

  • Cuánto deberá pagar por la prueba o el procedimiento

Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Revisor médico: Stacey Wojcik MBA BSN RN
Revisor médico: Thomas N Joseph MD
Última revisión: 5/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Contact Our Health Professionals
Follow Us
The health content and information on this site is made possible through the generous support of the Haspel Education Fund.
StayWell Disclaimer