Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Osteoporosis infantil

¿Qué es la osteoporosis infantil?

Cuando una persona tiene osteoporosis, los huesos son más débiles de lo normal. Se trata de una afección que empeora con el tiempo. Es decir que conforme avanza el tiempo, los huesos se vuelven más débiles y no crecen como deberían. En consecuencia, los huesos son más frágiles y corren mayor riesgo de romperse. Esta afección es mucho más común en los adultos mayores. Pero también puede ocurrir en la infancia. Cuando se produce en los niños, se la llama osteoporosis infantil. Es importante detectarla a tiempo para que su hijo reciba tratamiento. De ese modo, disminuirá la probabilidad de que el niño se quiebre otros huesos con el paso de los años.

¿Cuáles son las causas de la osteoporosis infantil?

La mayoría de las veces se debe a otra afección médica o puede ser parte de un trastorno genético. Se la llama osteoporosis secundaria. También puede deberse a ciertos medicamentos. En algunas ocasiones, no se puede detectar la causa. En este caso, se trata de una forma poco frecuente llamada osteoporosis idiopática infantil.

La osteoporosis secundaria puede deberse a afecciones médicas como las siguientes:

  • Artritis reumatoide juvenil

  • Diabetes mellitus

  • Osteogénesis imperfecta

  • Homocistinuria

  • Hipertiroidismo

  • Hiperparatiroidismo

  • Síndrome de Cushing

  • Síndromes de malabsorción

  • Anorexia nerviosa, malnutrición

  • Enfermedad renal

  • Fibrosis quística

  • Anemia de células falciformes

  • Síndrome de Turner

Medicamentos que pueden producir osteoporosis:

  • Anticonvulsivos

  • Corticoesteroides

  • Medicamentos inmunodepresores

  • Medicamentos contra el cáncer

La osteoporosis también puede deberse a estos otros problemas:

  • Inmovilidad o falta de actividad a grado extremo

  • Falta de calcio y de vitamina D en la dieta

  • Ejercicio excesivo que provoca la ausencia de los períodos menstruales (amenorrea)     

¿Quiénes corren riesgo de tener osteoporosis infantil?

Un niño corre mayor riesgo de osteoporosis infantil en los siguientes casos:

  • Administración de dosis altas de corticoesteroides

  • Antecedentes familiares de la afección

  • Falta de actividad física

  • Antecedentes de determinadas enfermedades crónicas

¿Cuáles son los síntomas de la osteoporosis infantil?

Es posible que la afección no cause ningún síntoma. Pero un niño con osteoporosis infantil puede sufrir varias fracturas. 

Un niño con osteoporosis idiopática infantil puede tener síntomas como estos:

  • Dolor en la parte baja de la espalda (zona lumbar), la cadera y los pies

  • Curvatura anormal en la columna vertebral (cifosis)

  • Pecho hundido

  • Cojera

Los síntomas de la osteoporosis infantil pueden parecerse a los de otros trastornos de huesos o problemas de salud. Procure que un proveedor de atención médica vea a su hijo para obtener un diagnóstico.                    

¿Cómo se diagnostica la osteoporosis infantil?

Por lo general, la osteoporosis infantil no se diagnostica hasta que el niño se fractura un hueso. El proveedor de atención médica le hará preguntas sobre los síntomas y los antecedentes médicos de su hijo, además de los antecedentes médicos de su familia. Le harán una exploración física y algunas pruebas, como las siguientes:                                                                                                                                                           

  • Radiografías. En esta prueba, se usa una cantidad pequeña de radiación para generar imágenes de los tejidos, los huesos y los órganos. Es posible que se haga una radiografía de los huesos para ver si están debilitados.

  • Prueba de densidad ósea. Esta prueba se hace para analizar el contenido mineral del hueso y los cambios óseos, por ejemplo la pérdida de masa ósea. Sin embargo, los resultados normales pueden variar mucho en los niños. Dependen del aparato que se use y de la experiencia del proveedor.

  • Análisis de sangre. Se realizan para medir los niveles de calcio y potasio en la sangre.

¿Cómo se trata la osteoporosis infantil?

En el caso de la osteoporosis secundaria, es posible que se trate la causa de la enfermedad. Si se trata de osteoporosis idiopática infantil, con frecuencia mejora por sí sola. Mientras tanto, es importante favorecer los comportamientos saludables durante los años en los que se forman los huesos del niño. Pueden ser, por ejemplo, los siguientes:

  • Mantener un peso corporal saludable

  • Caminar y hacer otros ejercicios con carga del peso corporal

  • Limitar el consumo de cafeína, por ejemplo en los refrescos

  • Obtener suficiente calcio y vitamina D de alimentos, bebidas y suplementos

  • Si es posible, reducir el uso de determinados medicamentos, como los esteroides para las enfermedades crónicas

Otros tratamientos para la osteoporosis idiopática infantil:

  • Proteger la columna vertebral y otros huesos para evitar fracturas

  • Fisioterapia

  • Medicamentos para controlar los síntomas

¿Cuáles son las complicaciones posibles de la osteoporosis infantil?

Si no se trata, esta afección puede provocar lo siguiente:

  • Fracturas frecuentes

  • Deficiencia del crecimiento

  • Curvatura de la parte superior de la columna vertebral

  • Hundimiento de la pared torácica

¿Cómo se puede prevenir el osteoporosis?

En algunos casos, la osteoporosis en los niños se puede prevenir si se logra lo siguiente:

  • Mantener un peso corporal saludable

  • Caminar y hacer otros ejercicios con carga del peso corporal

  • Reducir el consumo de cafeína, por ejemplo en los refrescos

  • Obtener suficiente calcio y vitamina D de alimentos, bebidas y suplementos

Cómo vivir con osteoporosis infantil

Controlar la osteoporosis infantil es importante para la salud de los huesos de su hijo. Ayude al niño a adoptar un estilo de vida saludable que incluya lo siguiente:

  • Mantener un peso corporal saludable

  • Caminar y hacer otros ejercicios con carga del peso corporal

  • Reducir el consumo de cafeína, por ejemplo en los refrescos

  • Obtener suficiente calcio y vitamina D de alimentos, bebidas y suplementos

Colabore con los proveedores de atención médica de su hijo para establecer un plan continuo a fin de controlar la afección del niño.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica de su hijo

Consulte con el proveedor de atención médica de su hijo sobre las maneras de prevenir la osteoporosis si uno de estos dos casos corresponde al niño:

  • Tiene una afección crónica.

  • Usa medicamentos que aumentan su riesgo de osteoporosis.

Información importante sobre la osteoporosis infantil

  • La osteoporosis infantil es una afección en la cual los huesos son más débiles de lo normal. Con el tiempo, los huesos se vuelven más débiles y no crecen como deberían. En consecuencia, los huesos son más frágiles y corren mayor riesgo de romperse.

  • La mayoría de las veces se debe a otra afección médica, o puede ser parte de un trastorno genético. Se la llama osteoporosis secundaria. También puede deberse a ciertos medicamentos. En algunas ocasiones, no se puede detectar la causa. En este caso, se denomina osteoporosis idiopática infantil.

  • Es posible que la afección no cause ningún síntoma. Pero un niño con osteoporosis infantil puede sufrir varias fracturas. Los niños con osteoporosis idiopática infantil también pueden tener dolor en la zona lumbar, en la cadera y en los pies, así como otros síntomas.

  • El tratamiento puede incluir ejercicios con carga del peso corporal, cambios en la dieta y suplementos de calcio.

  • Si no se trata, esta afección puede provocar fracturas y deficiencias de crecimiento.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con el proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en claro la razón de la visita y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le da para el niño.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo esto ayudará a su hijo. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si su hijo no toma el medicamento o si no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si su hijo tiene una visita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo esta.

  • Sepa cómo comunicarse con el proveedor fuera del horario de atención. Esto es importante en caso de que su hijo se enferme y usted tenga preguntas o necesite ayuda.

Revisor médico: Maryann Foley RN BSN
Revisor médico: Rita Sather RN
Revisor médico: Robert Hurd MD
Última revisión: 12/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
The health content and information on this site is made possible through the generous support of the Haspel Education Fund.
StayWell Disclaimer